Moscú Impone Semana no Laboral por Repunte de Muertes COVID-19

POR REDACCION

Moscú comenzó a aplicar este jueves una serie de restricciones sanitarias, como el cierre de escuelas y restaurantes y la imposición de una semana no laboral a la mayoría de las empresas y la administración pública, para contener la pandemia de COVID-19 que se acelera en Rusia.

Las medidas restrictivas para Moscú entraron en vigor en un día en que Rusia registró otro récord de muertes y contagios vinculados con el COVID-19, en medio de la violenta ola de pandemia que sufre el país.

Según Serguéi Sobianin, alcalde de Moscú -ciudad más afectada por la epidemia en Rusia-, sólo se permite la apertura de centros de venta de medicamentos, alimentos y artículos de primera necesidad.

Además, se ordenó a la mayoría de las empresas y servicios públicos que dejen de trabajar durante ese periodo.

Si bien la mayor parte de las calles del centro de Moscú aparecían con poca afluencia el jueves por la mañana, las grandes avenidas estaban congestionadas y el metro repleto.

Rusia, el más afectado de Europa por COVID-19

El número total de muertos asciende a más de 235 mil personas, según las cifras del gobierno, lo que convierte a Rusia en el país más afectado de Europa.

La agencia nacional de estadística, que tiene una definición más amplia de las muertes por COVID-19, informó a finales de agosto de un balance que supera las 400 mil muertes por COVID-19.

La tercera ola de la epidemia se ve impulsada por la variante delta del virus, más contagiosa, y el poco respeto al uso de cubrebocas y las medidas de distanciamiento, especialmente en los transportes y los comercios.

La campaña de vacunación sigue siendo complicada debido a la desconfianza de los rusos. Apenas un tercio de ellos están totalmente inmunizados, según el sitio especializado Gogov, pese a que el país ha desarrollado cuatro vacunas, entre ellas la Sputnik V.

Share Button