Ahora me Toca a mí Hablar de Nataly García.

POR VIRGILIO FLORES

Hablar de Nataly García Díaz no es hablar de cualquier cosa, es hablar de una mujer que tiene nombre y apellido y por el simple hecho de ser una mujer se le debe de respetar.

Si bien es cierto que es la primer mujer que llega al gobierno de Díaz Ordaz, también es cierto que ha hecho historia en muy poco tiempo, sus avances en el municipio son muy notorios pero vale más un puñado de personas que se dedican a estar en las redes sociales despotricando basura digital como si eso les diera la satisfacción de hacer lo correcto.

Soy Periodista a mucho orgullo, pero no soy mercenaria de mi oficio. De cuándo acá hacer periodismo es escribir una sarta de mentiras y calumnias..? De cuándo acá una familia de ‘Periodistas» son el terror según ellos para escribir o decir cuánta estupid3z se les ocurra, pero todavía lo más asombroso es que algunos seguidores bajo perfiles falsos se den a la tarea de escribir tanta miseri@ de su corazón.

Cómo Periodista estoy acostumbrada a tantas cosas, pero lo que no voy aceptar ni a permitir es que se hable tanta infamia de una mujer. Que se señale su anatomía solo por ser mujer y que se haga el referente de una forma tan baja y ruin por el simple hecho de ser una mujer y además bonita.

Yo no conocía a la ahora Alcaldesa Nataly García tengo pocos meses de conocerla, pero me basta con ver su trabajo incansable, para ser un aval sin que ella me lo pida a escribir una historia diferente en Díaz Ordaz.

NO DEJARON nada los que se fueron, se llevaron hasta el agua de la taza del baño, así de enorme es lo que se tiene que componer y apenas tiene 60 días al frente del municipio que la han hecho tanto daño. Saquearon todo hasta la honra de los que nacieron ahí y llega ella y no hay una pizca de falta de honestidad al contrario todo se está haciendo como jamás lo habían hecho.

Entonces. Dónde está el daño al pueblo? No se va a callar. No es su estilo. No la van a poner de rodillas ni uno ni muchos. Somos más los buenos que los malos y no es una mujer improvisada al contrario, su experiencia lo trae en la sangre, se lo aprendió a su abuelo.

Con las mujeres no sea quién sea, ya basta que una mujer permita tanto escarñio a su persona por el simple hecho de ser mujer.

Hablen si como empleada del municipio no está haciendo bien las cosas, eso sí, pero con la verdad no con mentiras, porqué entonces si me darán más herramientas para alzar la voz y NO Callarme sea quién sea.

Estamos cansadas las mujeres que se nos juzgue sin razón, pero estamos mas hart@s que se nos señale con un dedo inquisidor cuando quién lo hace tiene 4 que lo señalan a el ò ella. No tenemos miedo.

Con las mujeres no.!

Yadira Herrera.
Periodista.

Share Button